Hay una idea equivocada respecto a lo que es el sinhogarismo y lo que realmente significa. Ser
una persona sin hogar no puede definirse solamente como aquella persona que vive en la calle. La imagen de personas durmiendo en la calle está muy presente en la mente de las personas.

"Se estima que hay alrededor de 40.000 personas sin hogar y alrededor de 1,5 millones viviendo en albergues. Sin embargo, las cifras oficiales indican que hay 23.000 personas sin hogar." (RAIS Fundación, 2014)

En 2005 se creó un marco europeo conocido como ETHOS (European Typology of Homelessness and housing exclusion) como un medio para mejorar la comprensión del sinhogarismo en Europa, para proporcionar un criterio compartido para los intercambios transnacionales sobre el problema.
ETHOS define que hay 13 situaciones en las que se considera que una persona está sin hogar y dormir en la calle (sin techo) es la forma más visible de todas ellas.

Consulta más información al respecto aquí. (en ingles)

 

¿Qué hace que las personas lleguen a estar sin hogar?

Las personas que pierden su hogar lo hacen bajo muchas y variadas circunstancias, y no siempre relacionadas con problemas mentales, de saludo o drogas. Está a menudo ligado a dificultades relacionadas con el trabajo y las relaciones personales.

“La participación activa acaba con el sinhogarismo.”

Las personas sin hogar necesitan una red de soporte con un enfoque distinto, de modo que puedan centrarse en participar como ciudadanos activos que pueden pagar por su cuenta por su comida, ropa y alojamiento.

graph.gif

En HomeslessEnterpenuer, creemos que las personas que se encuentran en estas situaciones deben ser empoderadas y tener voz, para que la sociedad pueda desarrollar una mejor comprensión de los problemas a los que se enfrentan.

A su vez, una sociedad más concienciada conducirá a un cambio y reconocimiento de los problemas entre las empresas privadas, las ONG, las administraciones públicas, las universidades y los ciudadanos de a pie y, en última instancia, abrirá la puerta a un cambio
real. Es decir, trabajo sostenible y vivienda digna.

“España tiene 3,4 millones de viviendas vacías”

Creemos que a través de una aproximación eficiente y coordinada, cada ciudad y país estaría en mejor posición de para afrontar esta problemática si existiera un fondo comñun dedicado a alcanzar la meta de acabar con el sinhogarismo en todas sus formas.